La diabetes puede dañar los ojos.

El problema más común es la Retinopatía diabética. Es la causa más común de ceguera en adultos.

La retina es un tejido sensible a la luz que se encuentra en la parte posterior del ojo y es necesaria para ver con claridad.

La retinopatía diabética daña los pequeños vasos sanguíneos dentro de la retina.

Control y atención al paciente estudio en función al daño visual.

ESTUDIO FOTOCLÍNICO Angiografía retiniana digital

TRATAMIENTO:

Fotocoagulación con laser de argón si es necesario dependiendo de la gravedad del paciente.